miércoles, 25 de junio de 2008

Un día en las carreras

997 PARIS. – Départ pour les Courses. – LL.
Postal antigua fotográfica, c.1908, reverso dividido, no enviada, impresa por el editor parisino Lévy fils et Cie.

Uno de los entretenimientos burgueses a principios del siglo XX consistía en ir a ver las carreras de caballos en los hipódromos del Bois de Boulogne (el hipódromo de Longchamps) o del Bois de Vincennes. La imagen recoge el momento de la partida: un espectáculo en la calle, esplendoroso y singular hasta el punto de poder constituir el motivo de una postal. La subida al gran y lujoso coche de caballos con la exhibición de los vaporosos vestidos blancos y los complicados sombreros de las damas nos permiten imaginar las complejidades de este tipo de ceremonias sociales, en que importa cada uno de los momentos públicos que las constituyen.